Para desarrollar brazos fuertes, bien definidos y fuertes, debe desactivar el modo de piloto automático de su rutina de entrenamiento y ser consciente de cualquier luz roja que pueda indicar una amenaza para su progreso.

Para ayudarle a detectar las señales de advertencia, hablamos con Franklin Antoian, entrenador personal de ACE y creador de iBodyFit.com.

Estás demasiado obsesionado con tus bíceps…..

¿Estás descuidando tus tríceps?. Como constituyen dos tercios de tu brazo, te disparas en el brazo, uh, en el pie, si los ignoras. “Los hombres tienden a concentrarse en los músculos que pueden ver: el torso, los bíceps y los cuádriceps. A menudo olvidan los músculos de la parte posterior del cuerpo”, explica Antoian. Así que recuerde dar tanta importancia a sus tríceps como a sus bíceps!.

Trabajas tus brazos todos los días

Cuando moldeas tu cuerpo, cuanto más practicas, más logras tus metas. Pero también necesitas descansar y recuperarte. “Trabajar con los brazos a diario es un error que un novato puede cometer”, dice Antoian.

Esta persona probablemente piensa que para que sus brazos se desarrollen rápidamente, debe hacer que funcionen tan a menudo como sea posible. Sin embargo, el tejido muscular necesita unas 48 horas para recuperarse cuando está dañado.

Descansa demasiado tiempo

Por otro lado, trabajar los brazos sólo una vez a la semana no es lo mejor para verlos progresar. “Si trabaja los brazos al final de la sesión después de los músculos pectorales para los tríceps y después de la espalda para los bíceps, trate de añadir un entrenamiento específico para los brazos durante la semana”, aconseja Antoian.

Asegúrese de descansar durante 48 horas y de dar prioridad a las partes de su cuerpo que desea desarrollar. Esto le proporcionará un buen entrenamiento y le ayudará a alcanzar sus metas.

Tiene una visión estrecha

Sea determinado y consistente cuando varíe los ejercicios que hace. No se limite a movimientos que le permitan mostrar su fuerza o que le parezcan relativamente simples, como un simple rizo en la barra. “Hay muchas variaciones del rizo: concentración, martillo, conjunto de gotas invertidas… y estos son sólo ejercicios con mancuernas”, dice Antoian.

Para asegurarse de trabajar todas las porciones de sus tríceps y bíceps, ¡necesita variar sus ejercicios!. Para los bíceps, asegúrese de hacer un ejercicio con los brazos detrás del pecho como el curl (rizo) en un banco inclinado, un ejercicio con los brazos delante del torso como el curl de escritorio y un ejercicio para el braquial como el curl de martillo.

De manera similar, usted debe hacer por lo menos un ejercicio (dos es mejor) para cada grupo de tríceps. Para la parte larga del tríceps, se puede recurrir, por ejemplo, a la extensión del cuello, y para la parte externa, a las extensiones de la polea alta.

Su rango de movimiento es pobre

El uso de pesas demasiado pesadas crea una mala forma y a menudo trunca el rango de movimiento utilizado durante los ejercicios. Realizar un ejercicio usando un rango de movimiento truncado crea cambios que pueden alterar su propósito.

“Cuando te pones de puntillas y utilizas el impulso para intentar hacer una repetición, no controlas el movimiento”, dice Antoian. En lugar de eso, use la forma correcta y mantenga el control mientras usa un rango completo de movimiento para realizar el ejercicio. Esto le permitirá trabajar todas las fibras musculares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here