Según un estudio reciente publicado en el Journal of Dairy Science, una simple modificación de su desayuno podría ser beneficiosa para el control de la diabetes tipo 2. El Dr. Douglas Goff y el equipo de científicos de la Unidad de Investigación Nutracéutica de la Universidad de Guelph, en colaboración con la Universidad de Toronto, examinaron los efectos de consumir leche en el desayuno rica en proteínas en la composición de la sangre durante el día.

¿La leche puede ayudar a prevenir la obesidad?

La leche consumida con cereales de desayuno reduce los niveles de azúcar en la sangre post-prandial (niveles de azúcar en la sangre medidos dos horas después de una comida). Y la leche con una alta concentración de proteína de leche es aún más efectiva que la leche con una concentración normal o menor.

En comparación con el consumo de leche con un bajo contenido en proteínas de la leche, la leche con un alto contenido en proteínas también reduce significativamente el apetito después de la segunda comida. “Las enfermedades metabólicas están aumentando en todo el mundo. La diabetes tipo 2 y la obesidad están en el centro de las preocupaciones actuales”, dijeron el Dr. Goff y su equipo.

Por lo tanto, existe la voluntad de desarrollar estrategias dietéticas para la reducción del riesgo y el control de la obesidad y la diabetes. Esto podría mejorar significativamente las condiciones sanitarias mundiales.

En este estudio, realizado en un amplio espectro de individuos, el equipo examinó los efectos de aumentar la concentración de proteínas y la proporción de proteína de suero en la leche consumida con cereales ricos en carbohidratos sobre varios factores:

  • niveles de glucemia
  • saciedad
  • y el consumo diario de alimentos

Caseína y proteínas de suero de leche

La digestión de las proteínas de suero y caseína presentes de forma natural en la leche libera hormonas gástricas que ralentizan la digestión y aumentan la sensación de saciedad. La digestión de las proteínas de suero de leche permite que este efecto se logre más rápidamente, mientras que las proteínas de caseína tienen un efecto más duradero.

Aunque el equipo encontró sólo una ligera diferencia en el consumo de alimentos durante el día después de que la proteína del suero aumentó en el desayuno, encontraron que la leche consumida con un desayuno alto en carbohidratos redujo los niveles de azúcar en sangre incluso después del almuerzo.

Pero también que la leche rica en proteínas tenía efectos aún más convincentes. La leche con una mayor proporción de proteína de suero tuvo un efecto moderado sobre el azúcar en sangre antes del almuerzo, pero finalmente resultó en una disminución mayor que con la leche regular.

Según el Dr. Goff y sus colegas, “este estudio confirma la importancia de la leche para el desayuno para facilitar una digestión más lenta de los carbohidratos y ayudar a mantener niveles de azúcar en sangre relativamente bajos”. Los nutricionistas siempre han subrayado la importancia de un desayuno saludable y este estudio debería animar a los consumidores a no excluir la leche de su dieta en absoluto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here