El entrenamiento para una maratón o media maratón toma varios meses. No pierda su tiempo por nada, evite los 4 errores más frecuentes que Robert Chapman, Director del Laboratorio de Investigación del Desempeño Humano, ha identificado para usted.

ERROR 1

Descuidar el jogging semanal largo

Esencial, esta carrera semanal aumenta gradualmente su capacidad de almacenar glucógeno, el combustible para la resistencia. También mejora su resistencia mental y su capacidad para tolerar un esfuerzo más largo de lo normal.
Gradualmente, sus tendones, músculos y articulaciones se vuelven más resistentes. Robert Chapman recomienda una salida larga por semana que corresponde al 20% del total de la distancia semanal.

ERROR 2

Elija una meta sin importar su estilo de vida

La mayoría de los maratones tienen lugar en primavera y otoño y es necesario entrenar al menos de 10 a 16 semanas antes. Para una maratón de otoño, el entrenamiento tendrá lugar en verano: la mañana y la tarde serán los momentos más agradables, pero las vacaciones escolares podrían perturbar su regularidad.
Para una maratón de primavera, tendrás que entrenar en invierno, cuando el frío, la lluvia helada y la falta de luz pueden socavar tu motivación, especialmente si tu estilo de vida requiere que entrenes temprano por la mañana o tarde por la noche. Sin embargo, correr en la nieve, en pistas de esquí de fondo, puede mejorar su condición física y velocidad básica.

ERROR 3

Descuidar los detalles del Día D

A pesar de semanas de entrenamiento, muchos corredores pierden su maratón por pequeños detalles:

– No están acostumbrados a correr muy temprano cuando suele ser al comienzo de un maratón;

– Elección de ropa y zapatos, que no deben rozar ni causar ampollas;

– Modo de hidratación. Si los organizadores de la carrera proporcionan bebidas, evite consumirlas si no está acostumbrado a ellas, ya que su estómago puede no tolerarlas bien. Su larga salida semanal debe ser una maratón blanca durante la cual tendrá en cuenta todos estos detalles.

ERROR 4

Comenzar demasiado rápido

Basado en tu ritmo de entrenamiento, sabrás lo rápido que necesitas correr para hacer la carrera en el tiempo que te has propuesto. Sabiendo esto, para tener éxito en el maratón, hay que tener paciencia: es durante la segunda mitad de la carrera cuando hay que acelerar y no al revés.
Un arranque más lento es la garantía de un mejor rendimiento sin la incomodidad al final de la carrera que conlleva un arranque apresurado. Como usted sabe, no importa cuán impaciente esté en la línea de salida, salir demasiado rápido es la mejor manera de perder su maratón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here