La hamburguesa imposible en Wahlburgers en Palo Alto, 100% libre de carne.

En California se está desarrollando una nueva economía entre las nuevas empresas innovadoras y los laboratorios: la “carne limpia”, una alternativa a la carne… hecha de plantas.

Carne limpia como alternativa a la carne

Clean meat es el nuevo credo de Silicon Valley. Comprender: carne sin carne. Para atraer a consumidores cada vez más exigentes y éticos, muchas empresas y laboratorios californianos han sentido el cambio de rumbo. Porque si los vegetarianos y los veganos ya han puesto fin a su consumo de carne, otros todavía tienen dificultades para separarse de ella.

Para superar esto, se están estudiando alternativas para sustituir el sabor y la apariencia de la carne. Ya conocemos el bistec de soja, que contiene tanta proteína como el bistec de carne, pero que no está exento de defectos.

Un alto contenido en sal y bajo contenido en hierro, aditivos y otros conservantes, a veces incluso soja transgénica, la hacen a menudo mucho más calórica: 170 kcal de media para un bistec de soja frente a 120 kcal para un bistec picado.

Beyond Meat, una compañía apoyada por Bill Gates y Leonardo DiCaprio, ya ofrece alternativas a la carne

Pero otras alternativas están apareciendo en el mercado. En Los Ángeles, Beyond Meat, creada en 2009, ofrece bistecs hechos de sustitutos de carne a base de plantas, el resultado de un estudio de laboratorio de diez años que mezcla proteína de soja y guisantes para acercarse lo más posible al sabor y la textura del pollo.

Disponible desde 2013 en los supermercados especializados en productos orgánicos de Estados Unidos, Beyond Meat ha sido incluso premiada por la asociación PETA como la empresa del año 2013. Después de lanzar su Beast Burger en 2015, la compañía está lista para comercializarse en 50 países, con el apoyo de grandes inversores como Bill Gates y Leonardo DiCaprio.

En los Países Bajos, la primera hamburguesa “in vitro”

En los Países Bajos, Mark Post, un científico fue aún más lejos. En la Universidad de Maastricht, dirige desde 2008 el programa Cultured Beef, que culminó en 2013 con la primera hamburguesa “in vitro” elaborada a partir de células musculares de vaca.

Si bien el coste de esta carne alternativa sigue siendo demasiado elevado (19 euros por kilo), el revolucionario proceso ha atraído a inversores como el cofundador de Google, Sergueï Brin, y muchas empresas de nueva creación se han lanzado al mercado. Esta técnica podría utilizarse en un mercado en demanda de alternativas a la carne, hasta que el proceso sea menos costoso.

En Palo Alto, los restaurantes que ofrecen este tipo de productos ya están floreciendo. Wahlburgers, por ejemplo, es famosa por su Impossible Burger, “Con queso cheddar ahumado, cebollas caramelizadas, tomates picantes, la única hamburguesa sin carne digna de las hamburguesas Wahlburgers”, dice la página de facebook del restaurante. Y cuando miras la foto, no está tan mal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here